Tratamientos

Cirugía corporal

blanco No lo muestra
Aumento de pecho / Mamoplastia de aumento

El aumento de pecho, también conocido como mamoplastia de aumento, es un procedimiento quirúrgico para mejorar el tamaño y la silueta de la mama femenina

aumento de pecho

Las mujeres que deciden hacerse el aumento de pecho es porque quieren mejorar su aspecto. Algunas pacientes se sienten insatisfechas porque sus pechos no se han desarrollado con el tamaño que ellas esperaban, otras quieren igualar las dos mamas por ser una más grande que la otra, y a menudo, algunas otras desean restaurar el volumen natural de sus senos que se ha reducido debido a un embarazo, a pérdidas de peso o debido a la edad.

El aumento de pecho consiste en la colocación de un implante que puede colocarse detrás de la glándula mamaria, detrás del músculo pectoral (los más frecuentes) o subfascial.

La incisión puede hacerse en el surco, en la areola o en el pliegue axilar. Las cicatrices, en la mayor parte de los casos suelen ser imperceptibles al cabo de unos meses.

Tras la consulta con el cirujano se decide la indicación más adecuada para cada caso. Esta intervención generalmente se realiza bajo Anestesia General, tiene una duración aproximada de 2 horas y requiere una estancia hospitalaria de 1 día.

Durante las primeras semanas después de la intervención deben restringirse el ejercicio intenso, levantar pesos y hacer movimientos bruscos con los brazos. El tiempo que debe pasar para reanudar la actividad laboral dependerá del tipo de trabajo de cada paciente.

Cirugía postbariátrica

Bajo este epígrafe se incluyen el conjunto de cirugías que puede precisar una persona para mejorar su imagen corporal después de una pérdida importante de peso, bien sea por dieta o por cirugía bariátrica previa (técnicas quirúrgicas que se realizan en pacientes con obesidad mórbida para conseguir que recuperen su peso).

Cirugía postbariátrica

Posibles cirugías a realizar serían: Abdominoplastia que puede llegar a ser circular, mastopexia con o sin cirugía de aumento mamario, estiramiento de cara interna de brazos y estiramiento de cara interna de muslos. El momento más oportuno para iniciar este tratamiento es cuando ya se ha conseguido y consolidado el peso adecuado para esa persona, nunca antes ni cuando se acaba de conseguir.

Es necesario adecuar a cada paciente los tratamientos oportunos y la secuencia de realización, pues lo habitual es que precisen varias cirugías.

Liposucción / Lipoescultura

Los adipocitos o células grasas están situados debajo de la piel en toda la superficie corporal aumentando o disminuyendo de volumen según se gane o se pierda peso. Sin embargo hay personas que presentan acúmulos de grasa en determinadas zonas (abdomen, cadera, muslos, rodillas y tobillos) que no disminuyen con dieta ni ejercicio pudiendo incluso existir en personas delgadas. Estos depósitos de grasa se conocen como “lipodistrofias”.

Liposucción / Lipoescultura

La liposucción está especialmente recomendada para personas con un peso normal, con zonas aisladas de grasa concentrada desproporcionadas en comparación con el resto del cuerpo. Estas áreas localizadas de grasa son casi siempre hereditarias y no se eliminan con dietas o ejercicio, por lo que es necesaria una liposucción para combatirlas. La liposucción consiste en el aspirado de esta grasa a través de pequeñísimas incisiones en la piel.

Aunque la liposucción puede realizarse a cualquier edad, siempre se obtendrán mejores resultados si la piel tiene todavía elasticidad suficiente para volver a recuperar la silueta después de la intervención. Si la piel es inelástica, como sucede en algunos casos con pacientes de avanzada edad, será necesario estirarla ya que no se readapta por sí misma a la nueva silueta.

La liposucción no es un tratamiento adecuado para la celulitis (Piel de naranja), ni para adelgazar. Su indicación es remodelar la figura armonizando el contorno corporal. En algunos casos la grasa extraída puede procesarse e inyectarse en otro lugar del cuerpo para corregir irregularidades o depresiones o para dar volumen en determinadas zonas (mamas, región glútea..).

Esta operación puede realizarse con A. Local, A Local y sedación, A. Epidural o A. General según el volumen y extensión de las zonas a tratar. La duración de la intervención dependerá asimismo del número y tamaño de las zonas a aspirar, siendo habitualmente de 1 a 2 horas.

En el quirófano se coloca una faja adaptada a la zona aspirada que debe llevarse durante 1 mes. El postoperatorio no suele ser doloroso respondiendo bien a los analgésicos habituales.

Lifting de brazos / Lifting braquial

Mediante esta  técnica quirúrgica se elimina el exceso de piel y grasa de la cara interna de los brazos, remodelando el contorno de los mismos.

Lifting de brazos / Liftting braquial

Para realizarla se precisa una incisión que puede ser más o menos visible según los casos. En casos moderados puede situarse en sitios poco visibles, como la axila o el tercio superior de la cara interna del brazo. En los casos más avanzados la incisión tiene que prolongarse hasta las proximidades del codo siendo entonces la cicatriz más evidente.

En las primeras semanas del postoperatorio están dificultados los movimientos de elevación del brazo y puede aparecer un cierto grado de edema en los miembros superiores.

Lifting de muslos

Esta intervención corrige la flacidez de los tejidos de la cara interna de los muslos eliminando el exceso de piel y también de grasa si fuese necesario.

Lifting de muslos

La operación se realiza bajo anestesia epidural o general y requiere una estancia hospitalaria de uno o dos días.

La incisión se sitúa a nivel del pliegue de la ingle y su longitud depende del grado de flacidez de cada caso, quedando la cicatriz oculta con la ropa interior. En ocasiones, cuando hay muchos acúmulos grasos, se asocia con liposucción de la zona.

Cirugía de abdomen / Abdominoplastia

La abdominoplastia también conocida como Dermolipectomía abdominal o estiramiento de abdomen, es un procedimiento quirúrgico que elimina el exceso de piel y grasa de la región abdominal media e inferior y tensa la musculatura abdominal.

Cirugía de abdomen / Abdominoplastia

Esta intervención está indicada en personas que presentan acúmulos de grasa y piel flácida en el abdomen que no se corrigen con dieta y ejercicio o en mujeres que después de embarazos presentan una dilatación irreversible de la piel y la musculatura del abdomen. También está indicada tras pérdidas importantes de peso que suelen dar lugar a excesos de tejido abdominal considerables.

Esta intervención por cirugía se realiza con A. General y requiere una hospitalización de 2 días.

Generalmente se realiza una incisión transversal en la parte baja del abdomen por encima de la región pubiana,cuya longitud depende de la cantidad de piel a extirpar. Se elimina toda la piel y la grasa de la zona infraumbilical del abdomen y se realiza una aproximación de los músculos abdominales que suelen estar distendidos, consiguiendo un reforzamiento de la pared abdominal y un estrechamiento del abdomen a nivel de la cintura.

Tras la intervención se coloca una faja que debe mantenerse un mes. Durante ese tiempo se deben evitar los esfuerzos físicos.

Reducción mamaria en hombre / Ginecomastia

Está intervención se realiza cuando existe un aumento exagerado de las mamas en los hombres lo que se conoce como Ginecomastia. Su causa puede ser diversa aunque en la mayoría de los casos no se conoce.

Reducción mamaria en hombre / Ginecomastia

Aunque es asintomática suele producir complejo e inseguridad motivo por el que se recurre a su tratamiento quirúrgico.

La intervención generalmente se hace con A. General aunque en casos más pequeños se puede hacer con A. Local y Sedación. La incisión se suele situar en la mitad inferior de la areola y se reseca el tejido mamario excesivo. En los casos más graves puede ser necesario ampliar el tipo de incisiones. A veces cuando es fundamentalmente grasa se puede extraer mediante liposucción.

Tras la intervención se coloca una faja que ayuda a la readaptación de la piel y que suele mantenerse 1 mes.

Reconstrucción mamaria

Hoy en día nadie cuestiona los beneficios tanto físicos como psíquicos de la reconstrucción mamaria. Nosotros somos partidarios de realizar la reconstrucción en el mismo acto de la extirpación tumoral, y disponemos del conjunto de profesionales implicados (Oncólogo, radiólogo, patólogo, radioterapeuta, psicólogo) para poder realizarlo con los protocolos más actualizados.

Reconstrucción mamaria

Si la extirpación tumoral ya está realizada, el acto reconstructivo debe posponerse entre 6 meses y 1 año.

Cada reconstrucción debe personalizarse, pues son muchos los factores que influyen a la hora de elegir una técnica concreta, entre otros uno de los más importantes es la predilección de la paciente por una opción u otra. Esto implica nuestro compromiso para explicar con detalle todas las posibilidades quirúrgicas existentes en cada caso.

De una manera general son tres los tipos de técnicas más utilizados:

  • Expansor en primer tiempo y sustitución por implante al cabo de unos meses.
  • Colgajo de la piel inferior del abdomen que se utiliza para hacer la nueva mama.
  • Colgajo de la piel de la espalda y utilización de un implante para hacer la nueva mama.
Elevación de pecho / Mastopexia

La elevación de pecho o mastopexia es la técnica quirúrgica indicada para corregir una glándula mamaria descendida. Según el grado de ptosis (descenso de la mama) la técnica requerirá cicatrices mayores o menores. En los casos leves la incisión puede situarse solo en la areola, en otros casos puede necesitar además una cicatriz vertical y en los más avanzados una cicatriz en T invertida.

Elevación de pecho / Mastopexia

Esta cirugía puede asociarse con cirugía de aumento mamario, especialmente en los casos de involución glandular post embarazo o lactancia. También puede asociarse a resecciones mamarias de mayor o menor cuantía.

La intervención se realiza bajo anestesia local y sedación o anestesia general según el grado de ptosis. En función de la anestesia empleada la paciente se trata de forma ambulatoria o puede precisar 1 día de ingreso hospitalario.

El postoperatorio no es especialmente doloroso, y precisa el uso de un sujetador especial durante el primer mes.

Reducción mamaria / Mamoplastia de reducción

Las mujeres con pechos muy voluminosos más que un problema estético tienen un problema físico ya que el aumento de volumen mamario no solo repercute en la imagen corporal y en la autoestima sino que también origina una serie de problemas médicos asociados tales como dolores de espalda, irritaciones cutáneas o dificultad para realizar ejercicio que repercuten en la vida cotidiana de la paciente.

Reducción mamaria / Mamoplastia de reducción

La reducción mamaria, técnicamente llamada mamoplastia de reducción, es la intervención adecuada para este tipo de mujeres. Esta cirugía reduce la grasa, el tejido glandular y la piel del pecho haciéndolo más pequeño, ligero y firme. También puede reducirse el tamaño de la areola que se reposicionará en el lugar adecuado. El objetivo es conseguir dar a la mujer un pecho más pequeño y proporcionado con el resto de medidas de su cuerpo.

Las molestias postoperatorias suelen ser fácilmente controlables con medicación. La paciente suele sentirse bien en 2 o 3 días pero debe evitar esfuerzos en 3 semanas. La reincorporación a la vida normal es habitualmente rápida y la vuelta a la actividad laboral dependerá del tipo de trabajo así como de la evolución de la cicatrización.

Esta intervención se suele realizar bajo anestesia general y requiere un período de hospitalización de 24 h.